Los actos vandálicos suponen un gasto municipal cercano a los 50.000 euros anuales por quema de contenedores, destrozos en parques y jardines, y mobiliario urbano.

La Policía Local ha logrado identificar a cuatro menores de edad como presuntos autores del incendio de un contenedor de papel y cartón el pasado 28 de febrero, gracias a la investigación de los agentes y el testimonio de varios testigos.

El informe de la Policía Local de Aspe fue remitido a la Guardia Civil para que continuara con las pesquisas. Según los datos del Ayuntamiento se generan entre 40.000 y 50.000 euros en gastos anuales por actos vandálicos como la quema de contenedores, los desperfectos causados en los parques y jardines como la rotura de mobiliario urbano.

El concejal de Seguridad y Tráfico, David Cerdán, agradeció la eficacia policial de los agentes de la Policía Local, pero “lamentó los actos de vandalismo que se repiten a lo largo de todo el año y que generan importantes gastos a las arcas municipales. Debemos inculcar la idea de que lo público tiene dueño y lo pagamos entre todos porque es de todos nosotros”.

Los hechos investigados se produjeron el pasado 28 de febrero en la avenida Cortes Valencianas, sobre las 22.00 horas. La intensidad del fuego obligó a la patrulla de Policía Local a requerir la actuación de los Bomberos, quienes sofocaron el incendio y tuvieron que refrescar una parcela contigua a la localización de los contenedores para evitar que se propagara.

Las primeras investigaciones policiales confirmaron que el incendio fue provocado, como así aseveraron los bomberos en el lugar del fuego. Además, los agentes de la Policía Local, gracias a la declaración de algunos testigos y posteriores declaraciones, se logró identificar a cuatro menores como presuntos autores del siniestro.