La Concejalía de Seguridad mejorará la señalización de las zonas para personas con movilidad reducida y aplicará “medidas contundentes” contra quienes no respeten los espacios de aparcamiento para discapacitados.

La Policía Local iniciará la próxima semana, entre el 23 y el 30 de junio, una campaña de vigilancia de la zona azul, así como de los espacios reservados para el aparcamiento de discapacitados o personas con movilidad reducida. La campaña, según el concejal de Seguridad y Tráfico, David Cerdán, obedece a la “falta de sensibilización de algunos conductores que no respetan los espacios para discapacitados y que genera problemas muy serios para personas cuyos desplazamientos a pie son muy complicados”.

La campaña consistirá en una especial atención de los vehículos que ocupen una zona reservada para discapacitados sin disponer de la tarjeta europea que autoriza su uso, aplicando la ordenanza que supone una sanción grave”. A lo largo de esta legislatura hemos creado una serie de nuevos espacios para discapacitados y hemos mejorado otros, ampliando su superficie para que fuera más cómodo entrar y salir en caso de usar silla de ruedas. Pero los esfuerzos del Ayuntamiento de nada sirven si no son respetados por todos los ciudadanos: sólo se puede utilizar si se dispone de la tarjeta europea para ese uso”, comentó Cerdán.

El Concejal de Seguridad y Tráfico recordó que para muchas personas “no encontrar un sitio donde aparcar supone tener que volver a su casa y no poder realizar con normalidad sus gestiones diarias. Tenemos que ponernos en la piel del otro, y pensar que un simple gesto de caminar varias calles de más para muchas personas es una tarea casi imposible”.

ZONA AZUL

Al mismo tiempo,  se intensificarán las labores de control de la zona azul del centro con el ánimo de concienciar en la necesidad de establecer una rotación de vehículos que garantice el espacio de aparcamiento al mayor número de personas. “Disponemos de un sistema de zona azul que, siendo gratuito, permite que haya una rotación de vehículos, que beneficia tanto a los negocios existentes como al conjunto de los ciudadanos en la zona centro, especialmente al Mercado Municipal”.

Cerdán recordó que sólo es necesario establecer la hora de estacionamiento con el reloj de cartón distribuido para ello o cualquier nota manuscrita para disponer de una hora de estacionamiento durante las mañanas de lunes a sábado, más las  tardes del viernes.

También se vigilará la zona azul comercial, entre la calle Sacramento y Teodoro Alenda, que permite un estacionamiento limitado de 30 minutos en los puntos marcados con señales azules, y que prohíbe el estacionamiento fuera de estos espacios. “Una iniciativa que contó con los colectivos de comerciantes y que trata de compaginar el espíritu peatonal de la zona con un paso reducido de vehículos”, añadió.

El concejal responsable hizo un llamamiento al mayor respeto posible de la norma que permite una mejor convivencia entre los vecinos, generando espacios para todos, especialmente para aquellos que tienen necesidades especiales o requieren mayores atenciones.