Inicio de la obras

La actuación urbanística está sufragada por la Diputación con 393.000 euros dentro del Plan de Obras y Servicios Municipales de 2013 y 211.000 euros del Ayuntamiento.

Las obras han comenzado en la plaza Santa Bárbara, donde se han sustituido sus árboles característicos y replantados en la zona deportiva de la Nía.

El Ayuntamiento de Aspe y la Diputación Provincial de Alicante han iniciado esta semana las obras de peatonalización, lo que supone el final de la rehabilitación del casco antiguo. Esta actuación cuenta con una inversión global de 605.000 euros, de los cuales 211.000 euros son la aportación del Ayuntamiento y el resto, 393.000 euros a cargo de la institución provincial. Entre las labores de rehabilitación se encuentra la renovación de alcantarillado, agua potable, alumbrado público, … donde se va a hacer hincapié en el soterramiento de las líneas aéreas de diferentes servicios públicos.

La actuación beneficia a la calle Nuncio, Virgen del Carmen, San Miguel y Plaza de Santa Bárbara, entre otras. De hecho, las obras han comenzado precisamente en esta plaza, donde la actuación también significa la retirada del arbolado que ha causado importantes desperfectos en muchas viviendas y es una vieja reivindicación de los vecinos. Los árboles serán replantados en otras zonas del municipio.

Inicio de la obras

Para la concejal de Urbanismo y Territorio, María José Villa, “esta nueva fase culmina la peatonalización del casco histórico consiguiéndose una mejor calidad de vida, al eliminar las barreras arquitectónicas. No sólo es una cuestión estética, sino que estamos hablando de una reforma integral de la zona donde se encuentra la emblemática Plaza Mayor, ya rehabilitada en el 2006 y cuya subvención ha sido recuperada por este equipo de gobierno”.

La aportación de subvenciones, como la de la Diputación en este caso, nos ha permitido concluir el proceso de peatonalización de manera uniforme, tomando como centro la Plaza Mayor. Esta iniciativa comenzó hace 20 años y se culminara ahora con esta actuación. Para Villa, “el objetivo previsto en el Plan General está cumplido, y es el momento de plantear nuevas actuaciones que nos permitan continuar construyendo un pueblo más amable y atractivo para nuestros vecinos y turistas”.