financieros

El alcalde, Antonio Puerto y el concejal de Servicios Sociales, Jonatan Molina, realizan un seguimiento y una valoración, junto a los directores de las oficinas financieras, de las diferentes ejecuciones hipotecarias realizadas en el municipio durante 2015.

El Ayuntamiento de Aspe y las entidades bancarias de la localidad han iniciado las negociaciones para la creación de un fondo de viviendas sociales en alquiler para las personas necesitadas que no tienen hogar. El alcalde, Antonio Puerto, y el concejal de Servicios Sociales, Jonatan Molina, han mantenido una reunión con los directores de las sucursales de Cajamar, La Caixa, BBVA, Caja Murcia y Bancaja. Posteriormente, el primer edil aspense mantuvo un encuentro con los directores de los Bancos Santander y  Sabadell. 

financieros

El destino de este fondo de viviendas quiere dirigirse a aquellas familias socialmente vulnerables que hayan sido desalojadas de su morada habitual como consecuencia de una ejecución hipotecaria. Además, dicho fondo de viviendas atenderá especialmente a las familias numerosas, familias monoparentales con dos o más hijos o a familias que alguno de sus miembros esté discapacitado. 

El concejal de Servicios Sociales quiso resaltar que “durante el ultimo año se ha negociado por parte del Ayuntamiento con las entidades bancarias con tal de conseguir un alquiler social para familias de la localidad y la conservación de la vivienda habitual”, añadiendo que, “seguimos exigiendo a los bancos un esfuerzo para que no existan desalojos familiares.”

Por su parte, el alcalde Antonio Puerto aclaró que “hemos hecho un seguimiento y una valoración de las diferentes ejecuciones hipotecarias que se han realizado en Aspe a lo largo de 2015 y hemos encontrado la predisposición de la entidades financieras para que aporten la viviendas que tienen vacías y crear un fondo de viviendas sociales en alquiler para aquellas personas que han perdido su casa y para las más necesitadas”.

El alcalde recuerda que “el derecho a una vivienda digna viene amparado por la Constitución y desde el Ayuntamiento de Aspe estamos dando pasos para que ninguna persona se quede sin un hogar. Hemos aprobado que Aspe sea un municipio antidesahucios, hemos creado un servicio de asesoramiento jurídico para las personas con riesgo de perder su casa, hemos mantenido reuniones periódicas con los bancos para evitar desahucios y ejecuciones hipotecarias, hemos creado una concejalía propia de la Vivienda y ahora vamos a poner en marcha este fondo de viviendas sociales para en breve, también abrir la oficina de la Vivienda”.