YOLANDA MORENO

El objetivo es prevenir el consumo de drogas, especialmente entre los más jóvenes, y tratar de reducir los daños personales, familiares y sociales.

El Ayuntamiento, tras su aprobación plenaria el pasado mes de diciembre, ha puesto en marcha el I Plan Municipal de prevención de drogodependencias, cuyo objetivo es promocionar la salud entre los vecinos para prevenir el consumo de drogas y tratar de paliar o reducir los daños personales, familiares y sociales que este tipo de trastornos genera en las personas. 

El primer paso del Plan es crear la Comisión Municipal en drogodependencia y para ello, la Concejalía de Sanidad, a través de  Servicios Sociales, Seguridad, Educación y  Juventud, en colaboración con profesionales de la Policía Local, Guardia Civil, Proyecto Hombre y Proyecto Fénix,  va a asesorar, principalmente, a los jóvenes en el uso de su tiempo libre con un ocio más creativo, dejando a un lado el consumo de drogas y otras adicciones.

Según la concejala de Sanidad, Yolanda Moreno, “la implantación de la Unidad de Prevención Comunitaria en Conductas Adictivas (UPCCA), tendrá su ubicación en la Centro Social Casa El Cisco y contará con un psicólogo y una educadora.”

“Tras los estudios realizados -prosigue la edil de Izquierda Unida- se ha visto que entre los 6 y 30 años de edad se encuentra el 30% de la población diana, objeto de intervenciones de prevención y conductas adictivas, y un 14% se encuentra entre los 6 y 15 años. Por ello, vamos realizar programas de prevención en todos los centros educativos del municipio, en los dos institutos de secundaria, en el Centro Permanente de Adultos, en el Centro de día El Puente, además de trabajar en el Centro Juvenil”. 

YOLANDA MORENO

Yolanda Moreno señala que “según los datos que manejamos, durante el último año, las sustancias, legales o ilegales, que más consumen jóvenes y adolescentes son alcohol (76%), tabaco (32%), cannabis (23%) y con un consumo más bajo están la cocaína, los alucinógenos, éxtasis o anfetaminas, con un consumo por debajo del 10%”.

Este programa de intervención de drogodependencia para menores, que será a nivel educativo, familiar y comunitario, estará también coordinado con el área de Servicios Sociales a través de los programas de Emergencia Social, Intervención Familia, Centro de Menores, Inserción Laboral y Espacios Familiares, contando también con la colaboración de del área de Empleo de la Agencia de Desarrollo Local.

El I Plan Municipal de prevención de drogodependencias nace con un periodo de actuación trienal 2017-2020. Este primer año va a ir encaminado a los institutos y entorno de los mismos, actuando en la población de riesgo con programas de prevención, ocupacionales y de ocio; y en los centros de educación de Primaria y Secundaria, donde se incluye formación al profesorado. Además, está previsto desarrollar un protocolo de atención y derivación.

Para una correcta evaluación y seguimiento del Plan se va a crear una comisión municipal de prevención de drogodependencias, conjuntamente con un Plan de Seguridad en los institutos y centros educativos, en colaboración con la Policía Local. Para ello, recientemente, el Alcalde, Antonio Puerto, y el Concejal de Seguridad, Chema García Payá, visitaron, acompañados de agentes, los institutos de Aspe e informar de todo el procedimiento.