Los terrenos realmente afectados en épocas de avenidas en la Rambla del Alcana, entre el Romeral y La Romana no se corresponden con los grafiados en el documento revisado del PATRICOVA.

El  Área de Territorio y Urbanismo ha propuesto la presentación de alegaciones al documento revisado del Patricova, que establece una serie de zonas de alto riesgo por inundación y por consiguiente limitaciones a la construcción y la actividad humana. La reclamación a la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente se produce en el periodo de revisión del documento tras los 10 años de vigencia. 

La edil del Área, María José Villa, explicó que este error repetido ha generado y genera problemas entre los propietarios de los terrenos a la hora de determinadas actuaciones urbanísticas por considerarse zona inundable. “Es importante subsanar este error gráfico en los planos las zonas inundables de la Rambla de la Alcaná, entre el paraje del Romeral y el término municipal de La Romana, donde las zonas afectadas no se corresponden con el trazado real de la rambla, que fue ocupada por bancales de cultivo en el último cuarto del siglo XX”, explicó Villa.

En este sentido, las alegaciones presentadas por el Ayuntamiento de Aspe solicitan que se recoja el trazado real de la rambla de La Alcaná y que se levante la afección que han soportado injustamente los propietarios de esas parcelas en estos últimos diez años. Como justificación, para que la Conselleria pueda corregir este error, el Ayuntamiento aporta el estudio de inundabilidad de detalle realizado en 2006 para el río Tarafa, en cuya cuenca vertiente se encuentra esta rambla.

Villa señaló que desde la concejalía de Territorio y Urbanismo se está tratando de defender los intereses de los propietarios, al mismo tiempo que la preservación del territorio donde el urbanismo sea ordenado y que no genere problemas al conjunto de la población.