Un operario tratando los pinos

Más de 30 hectáreas han sido fumigadas ante la falta de actuación por parte de la Generalitat Valenciana.

El Ayuntamiento de Aspe, a través de las concejalías de Sanidad y Medio Ambiente, ha realizado, por segundo año consecutivo, una fumigación en los pinos de la población, ante la falta de actuación por parte de la Generalitat Valenciana.

Según explica la concejala de Sanidad, Carmen Soria, “se han fumigado más de 30 hectáreas de bosque de pino en las zonas de Cantal de Eraes, Mesa de Piedra, Sierra del Moro y las pinadas cercanas a la urbanización de Santa Elena”.

Un operario tratando los pinos

Además, la edil de Izquierda Unida destaca que “este año también se ha actuado en los pinos de los centros escolares como el colegio Vistahermosa o el Instituto de Secundaria de La Nía. El año pasado hubo algún problema con la procesionaria y hemos querido realizar un tratamiento de prevención para que los niños no tengan ningún problema”.

Carmen Soria indica que “para estas actuaciones se han utilizado productos anticontaminantes y se han gastado más de 18.000 litros de Bacilus Thuriagensis, un producto que actúa directamente sobre la oruga de la procesionaria”. Por último, la concejala de Sanidad lamenta que “Conselleria haya dejado de prestar este servicio poniendo en riesgo a la población y obliga a los Ayuntamientos a realizar un gasto extra”.