La Concejalía de Cultura y el Museo Histórico de Aspe presentan el trabajo ganador del X Premio de ‘Castellum y Raval del Aljau. Su recuperación tras siglos de silencio’.

La Concejalía de Cultura y la Dirección del Museo Histórico de Aspe presentan la obra galardonada en la X edición del Premio de Investigación Manuel Cremades (2013). En esta edición, se premió el trabajo Castellum y Raval del Aljau (Aspe, Alicante). Su recuperación tras siglos de silencio, cuyos autores  y coordinadores son José Ramón Ortega Pérez, Inmaculada Reina Gómez, Gonzalo Martínez Español y Marco Aurelio Esquembre Bebia.

La concejala de Cultura, Myriam Molina, señaló el valor de la obra premiada, que versa sobre uno de los yacimientos históricos en pleno casco urbano a orillas del río Tarafa, afluente del Vinalopó. “Tiene mucho valor porque este yacimiento se puede convertir en un referente cultural en nuestra localidad, y en un atractivo turístico en pleno corazón de la localidad”, afirmó la edil.

Al respecto, la directora del Museo Histórico, María Berná, explicó que “gracias a que en 2010 se halló la fortificación medieval tras la intervención arqueológica en el barrio de El Castillo, para la construcción de un nuevo vial que finalmente se desestimaría al localizarse esta importante fortificación bajomedieval, ha servido para desarrollar la obra de investigación histórica, donde han participado importantes expertos en la materia, y que ha recibido este galardón que patrocina el Instituto de Cultura Alicantino Juan Gil Albert”

Un equipo de profesionales, compuesto por arqueólogos, historiadores, arquitectos, geógrafos, geólogos, técnicos en patrimonio, pintores y otros especialistas, que han realizado un estudio exhaustivo sobre el yacimiento.

La obra presenta una visión novedosa y multidisciplinar de esta fortificación, elemento patrimonial que supone, dentro del actual casco urbano de la ciudad, un reclamo cultural y turístico para el futuro. Además ha supuesto un hito en la arqueología medieval y moderna alicantina, tratándose de una nueva fortificación olvidada e inédita junto a un arrabal, que gracias a este trabajo  se pondrá en valor.

El Castillo del Aljau es una fortificación medieval de la segunda mitad del siglo XIV, que junto al Castillo del Calvario se edificaron para superar la fragilidad defensiva del Aspe medieval, que carecía de un recinto convenientemente amurallado. La fortificación del Aljau surge unida a un arrabal o barrio extraurbano, y perduran como tales a lo largo de los siglos XV y XVI. La expulsión de los moriscos en 1609, supondrá el abandono definitivo tanto del barrio mudéjar-morisco, como de dicha  fortificación.

El libro, cuya edición ha corrido a cargo del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil Albert, se presentará el próximo 12 de diciembre a las 20’30 horas en el Teatro Wagner.